Durando en Durango Pt 1

Ciudad de México – Durango – Mazatlán – Nayarit – Michoacán

En Noviembre pasado, hice la ultima rodada del año, fue a la mina El Carrizal, sin pensarlo, fue la ultima rodada de la década. Así es mis amigos, empece en el motociclismo por allá del 2013, (7 años, todavía soy un párvulo en el motociclismo) y así sin dar avisos, sin siquiera pensarlo la década se nos fue, y me di cuenta de esto hasta que ya llego el nuevo año, muchos aprendizajes me dejaron esos 7 añitos, varios amigos, muchos km y pues bueno, aquí seguimos.

Este año ya ocurrió la primera rodada del año y de la década, ¡y que manera de empezar! Con todo lo que ha sucedido, pensé que no rodaría, es mas no lo había contemplado, ha sido un año complicado, y realmente rodar no era prioridad, en realidad casi nada era prioridad, solo el estar bien y cuidar a los nuestros. Aun así no podemos detenernos del todo…

Carretera Espinazo del Diablo
Sierra de órganos

No sé desde cuando, el amigo Romo tenía ganas de hacer esa ruta, sin embargo, todo se conecto. Hace unos meses subí un par de fotillos a Instagram (síganme en instagram porque tengo Instagram) de cuando la reunión anual de motoruta se llevo acabo en Durango (buenos tiempos del sitio), para rodar el Espinazo del diablo, por poco no acudo esa ocasión, pero se logro, cumpliendo así, un sueño que tenia desde hace un par de años de conocer y rodar esa carretera, fue grato recordarla y subir un par de inocentes fotos, desconozco si fue así, pero parece que encendió un fuego interno en Romo, con un “vamos we” comenzó todo, la idea estaba puesta, problemas mas, problemas menos en la organización, con los presupuestos, con las fechas, originalmente Ant Torres iba a ir con nosotros, un tentativo Alastor, pero ya todos sabemos como termina eso, al final no pudo ser, y solamente iríamos Romo y yo, todo quedo listo para rodar a finales de Julio.

https://www.instagram.com/KennobiMoto

Semanas antes de la fecha yo me encontraba completamente fuera de ritmo, fuera de onda, poco preparado tanto mentalmente, como con la moto un poco descuidada, ya tenia rato que solo le hacia el más básico de los servicios (pobre moto), necesitaba dejarla a punto, con anticipación empece de a poco a poner todo al 100, todo, menos yo. Me seguía sintiendo un poco intranquilo por afrontar 2500 km en 4 días rodando a tope sin siquiera haber rodado mas de 200 km en 5 meses, (prácticamente al supermercado y de regreso). Aun así fue quedando todo a punto, gopro y menesteres, listo, equipo de camping listo, equipo de protección… mmm… casi, me siguen faltando las botas impermeables, las botas de enduro iban a ser demasiado toscas para esta expedición, mmm… Ok me llevo las botas impermeables de montaña, listo, servicio súper completo a la moto incluyendo ligero reajuste de punterías, listo (primer “arreglo” que tiene la FZ con 35’000 km), presupuesto e itinerario con opciones, listo, donde echar todos los chunches, pues listo aunque me hubiera gustado viajar mas ligero (posteriormente tendría su costo) la falta de costumbre de este año se noto.

En esas andaba cuando sin darme cuenta la víspera del viaje se estaba llegando y yo, aunque ya con la preparación mas avanzada me seguía sintiendo intranquilo, esa falta de confianza que sientes cuando dejas de hacer algo y de repente tienes que retomar. Romo desde mi perspectiva era todo lo contrario, se notaba calmado, preparado, estrenando su Moto, una BMW F800R que esta muy muy bonita (de esos pocos diseños de BMW que me agradan), en fin, su confianza me tranquilizaba y yo finalmente dije, bueno, no estoy tan novato en estas cosas, si hay que darle pos le doy, ademas ya conozco la ruta y procuraré evitar errorcitos de las veces pasadas. Así pues después de hacer y rehacer las maletas, logre que todo cupiera en mi maletero de la moto y una Dry bag de 25 Lts. Perfecto pensé, aunque siento que el top case va muy pesado… pos ok, no creo que pase mucho (LOL más adelante), El plan consistía en que nos veríamos en un punto en las afueras de Zacatecas capital, Romo comentaba que no había problema en vernos desde antes, pero yo conocedor de los tiempos de 150cc insistí en que mejor nos viéramos en Zacatecas, porque así yo podría salir desde la madrugada y llegar con un tiempo justo mientras que Romo con una moto 800 cc podría hacer su ruta mas rápido sin aburrirse al rodar 700 km a 100 km/h a mi lado, porque esa velocidad le tocaría estar conmigo el resto del viaje jaja, así que si podía evitarle esos 700 km de lentitud, pues que mejor (equisde).

El día anterior, me dedique a hacer la maleta, y poco mas, la anticipación había hecho que dejara todo listo y sin pendientes, algo raro para mi, ya que siempre dejo todo al ultimo momento (LOL), ahora si, solo quedaba dormirse temprano y despertarse a las 3 a.m. el plan era salir aproximadamente 3:30 am y darle sin descanso ni tregua por todas las rectas de Querétaro y San Luis, cuando pensé en esto, me empece a tranquilizar, ya conozco muy bien la Carretera de Querétaro, y San Luis ya he pasado al menos un par de ocasiones en años recientes, entonces no tendré problemas me dije, y me esforcé por dormir.

Preparando las cosas

– Melodia de celular sonando con pajaritos y toda la onda-

¿Cuanto dormí?, ¿Dormí 3 horas? Bueno, esta bien, no importa, increíblemente me siento descansado, pero muy lento, así que inicio el proceso de ponerme el equipo, hoy no hay desayuno, llevo mi lunch, salgo sigilosamente de mi casa, dejo a mi gato dormido en mi cama y cuando estoy encima de la moto, me doy cuenta de que me tomo 1 hora despertar y vestirme, caray! Bueno a esta hora todo esta despejado. Inicio con calma el recorrido, nuevamente paso por Periférico prácticamente desierto, entro al Estado de México, y sin novedad, paso la primera caseta de Tepotzotlán y comienza la ruta en serio, vengo sobre la carretera bastante a gusto, el foco LED de 4000 lm que le puse a la moto me ilumina bastante bien, mi ropa para frió me esta protegiendo sin falla pienso para mi, ¡por fin equipo que si sirve!, quien diría que la ropa de montaña es mucho mejor que la de moto para estas cosas y mucho mas barata (atención con este tip PRO).

Llegando casi a la caseta de palmillas, hay muchas obras, desvíos, están trabajando en la carretera, y yo me descontrolo un poco, ya que hay varios caminos, sigo el que yo pienso que es, y antes de que me de cuenta estoy en una carretera desconocida rumbo a un pueblo queretáno, #YodigoqueChale, y para colmo, se dejo venir una neblina súper intensa que no me deja ver absolutamente nada, y me empaña los lentes, tengo que pararme y poner el GPS, que me saca quien sabe por donde, me lleva a través de unas nopaleras, de un pueblito, así tipo pueblo de Stephen King, pero mexicano, y sigue siendo todavía de noche, falta como 1 hora para que empiece a clarear. Haciéndole caso al GPS me saca a una carretera lateral a la autopista, pago una caseta y ahora si, ya ubicado, reinicio el rumbo hacia San Luis, por fin, una ligera iluminación comienza a hacerse presente, yo quisiera que estuviera despejado, pero no, la lluvia inicia. Hora de ponerse el impermeable, ah! Que se creen? Ya lo traigo puesto jaja, hombre precavido vale por dos, así que no me detengo, los tráileres van sobre la carretera como si el látigo de sus amos estuvieran sobre ellos (diría Legolas), así que yo tomo mi lugar en el extremo derecho de la carretera, y me voy a mi paso.

Caseta de Tepotzotlán
La FZ bien cargadita
Sho mero
Sho mero perdido
la FZ encontrando el camino

La FZ grande entre las pequeñas, viene dándome 100- 115-120-122 km/h, puedo mantener un buen paso entre las pequeñas subidas y bajadas que tiene esta carretera que es un recta, todo excelente, vengo sorprendido que después del maltrato que le he dado estos años, la moto responde mejor de lo que esperaba, y traigo mejores velocidades que con la Gixxer en la que hace unos años hice este mismo recorrido.

Llego a San Luis y planeo pararme ahora si a desayunar brevemente. Llevo buen tiempo, habíamos quedado de vernos a las 12 p.m. en Zacatecas y son las 8 a.m. No quiero confiarme de más y empezar a perder el tiempo, desayuno, mando avisos de donde ando, re acomodo las cosas y me quito capas de ropa y a seguir, vengo recordando cuando con mi novia “N” pasamos por aquí y como la lluvia nos cayo sin misericordia hace dos años (esos momentos que se te quedan jaja). Tomo libramiento a San Luis y ya me siento cerca y mucho mas tranquilo, la sensación de miedo del inicio había desaparecido y reemplazada por enfoque, al parecer lo que bien se aprende no se olvida, jaja. No se ustedes, pero a mi me pasa que cuando inicio una ruta larga mi mente entra en ese estado, un estado de rodador, en donde vengo enfocado en todo lo debido de la ruta. Esta ocasión contrario al 2016, la ruta se me esta haciendo bastante mas corta, vengo mas “entero” por así decirlo, incluso ahora he adicionado el usar audífonos para reducir el ruido del viento y escuchar algo de música, y vaya que me lo ha hecho ameno, incluso alguna lluvia esporádica ayuda a refrescar el ambiente, y al poco rato vengo seco de nuevo.

Finalmente veo el letrero ansiado, Bienvenido a Zacatecas, son las 11:30 am. No voy a llegar a las 12 al punto acordado, pero no importa Romo ya reporto que viene atrasado también jaja, eso me da calma, unas fotos y continuamos, nuevamente estoy entrando a la tierra que vio a mi padre nacer, y pasare a solo unos pocos kilómetros del pueblo donde nació, con ganas iría a visitarlo, pero no quiero atrasarme más, noto nuevamente la diferencia entre la FZ y la Gixxer del pasado, a esta altura la Gixxer venia ya sufriendo de gasolina al punto de entrar en reserva lo que ocasiono que me desviara en una ranchería para buscar quien venda gasolina, ahora la FZ dice, tu dale morro todavía tengo medio tanque y llegamos riéndonos hasta Zacatecas.

Cruzando Fronteras
Zacatecasn!!
Tierra de trabajo arduo

Y así fue!, llegue al punto de reunión acordado justo en las afueras de Zacatecas capital, a la 1 p.m. y la moto todavía con gasolina, (amo el Bluecore de Yamaha), veo el celular, que dice Romo que me adelante, el morro viene saliendo de Aguascalientes, al parecer si paso al pueblo de Rincón de Romos para tomarse la foto (LOL) y viene retrasado, le respondo que no, lo espero aquí y aprovecho para comer algo.

Hora y media después, llegó Romo, yo aproveche para descansar de la moto, cargar la GoPro, el celular, cargar lo poco que se había gastado las powerbank, comer, mensajear en fin, me vino muy bien ese descanso.

Romo llegando con todo

Romo llega todo apurado, teikirisi chico le digo, vámonos con calma que ya solo son 250 km, y es muy buena hora, iniciamos el recorrido y la lluvia amenaza con caernos encima, la sensación de rodar con amigos siempre te cambia la perspectiva, ahora voy disfrutando más la ruta, nos llueve al pasar Fresnillo, sale el sol, nos seca, se nubla, el camino viene cambiando, vamos con rumbo a Sombrerete, ese tramo me trae unos buenos recuerdos, en el 2016, lo cruce yo solo, al atardecer, los colores del atardecer invernal surgían del horizonte, y el frío se dejaba venir, en esa ocasión ya venia cansado mentalmente, y sufriendo esa recta, nunca pude ver los colores que Almighty decía en Sombrerete, y el telón negro de la noche cegó mi camino y ya no pude ver nada, con frío cansado y sin saber si estaba cerca. Esta ocasión no podía ser mas diferente, ahora venia animado, con energía, seguro. Se abren ante nosotros los campos Zacatecanos con sus mezquites y nopaleras en el altiplano, el paisaje del gran vació mexicano es algo impresionante e imponente. La lluvia nos acompaña en partes del recorrido, y se quita, regresa y se quita, eso no importa, venimos disfrutando del camino. Pasamos sombrerete, y veo letreros que dicen Sierra de Órganos. Un sitio natural al que desde hace muchos años tengo ganas de ir a visitar, recordé que me habían recomendado acampar en el parque de Sierra de Órganos, pienso para mi, bueno, sera otra ocasión, el plan esta vez era acampar en un cañón en las afueras de Victoria de Durango, la capital del estado, pero estaba a 100 km de Durango así que inicialmente lo descarte. Sin mayor novedad llegamos a la Frontera de Zacatecas y Durango, nos detenemos para hacer las respectivas fotos, son las 5 p.m. Totalmente estoy viviendo otra experiencia muy diferente en este mismo camino que ya había recorrido, y descubriendo varias otras. Platicamos con Romo de varias cosas, de que faltaban dos horas para el cañón en Durango, que no sabíamos exactamente la situación y ubicación del mismo, o si estaría cerrado para cuando llegáramos, así que dijimos, y bueno, ¿porque no, nos vamos a Sierra de Órganos?, se ve bastante bonito y ya tenia la recomendación de que esta bueno para acampar, y ademas de todo, estamos a excelente hora.

Un video de 900 km en un día
Llegamos a la frontera
Romo texteando
Sho de nuevo

Decidimos que así fuera, finalmente los itinerarios pueden cambiar. Tomamos camino de regreso a Sombrerete, solo son unos cuantos km, y enfilamos hacia San Francisco de Órganos, pasamos por el pueblito y saliendo nos encontramos con esos paisajes que solo en México encuentras, una larga llanura que se extiende hasta el horizonte y al otro lado un macizo montañoso con cumbres rocosas de aspecto único similar al de los cactus llamados órganos. Venimos maravillados por el aspecto prehistórico del lugar. Son unos pocos km hasta la entrada del parque, en donde después de preguntar precios, nos indican que por acampar son 50 miserables y devaluados pesos, no lo pensamos mucho, aceptamos y decidimos ir al pueblo a comprar provisiones.

Paisajes Prehistóricos

Ya de regreso entramos al parque y venimos admirando todo lo que hay, decidimos un lugar donde acampar y establecemos el campamento, yo vengo muy a gusto y muy maravillado por tan hermoso lugar, sin dudarlo puedo decir que se convirtió en una de mis partes favoritas de este viaje. La lluvia sigue amenazando con caer, pero nosotros ya estamos establecidos, estamos prácticamente solos en el parque, seguramente por ser entre semana, no hay ningún ruido mas que aquellos de la naturaleza, nadie molesta, no hay nada, solo nos acompañan los cuervos que viven en las formaciones rocosas, comemos nuestras provisiones y Romo cae rendido en su tienda, yo preparo un café y me acuesto en la mía, poco a poco la luz del día nos va abandonando y con una vista impresionante me quedo lentamente dormido.

Impresionante
Panorámica de una pequeña sección
Cafesito?
Las meras meras

Dia 2

Entre sueños recuerdo despertar en la madrugada y escuchar el tamborilear de una lluvia ligera en el techo de la casa, pero nada preocupante, y después de eso, despertar descansado del día anterior, pocas veces dormí tan a gusto acampando (claro también el equipo que llevo ayudo mucho), es temprano en la mañana, la luz del sol ya esta de lleno, pero el cielo comienza a despejarse tímidamente, el clima es perfecto, ni calor ni frio, comienzo a hacer mis movimientos, y despierto a Romo, que también lentamente se recupera.

Decidimos recorrer un poco el parque, seguimos su sendero un rato, y confirmo que fue una excelente decisión quedarnos aquí, el tiempo comienza a apremiar, así que nos apuramos a regresar y poner todo listo. Yo tengo un tiradero por lo que tardo mas, perdón Romo jaja soy medio desordenado y lento para esas cosas.

Sierra de Órganos
Excelentes paisajes
Con buenos lugares para acampar
la BM
Los alegres compadres
Recorriendo el parque

Ya una vez listos, comenzamos la jornada de hoy, despertamos en Zacatecas todavía, planeamos atravesar Durango y culminar el día en Sinaloa. Iniciamos a tambor batiente, primer paso, recorrer los 100 km hasta Durango, la carretera no representa mucho, son rectas con algunos pocos paisajes rescatables, lo bueno comienza cuando nos acercamos a la capital del estado, comienzan las elevaciones, los cerros, subimos y bajamos todo muy bien, y vamos a un buen ritmo, seguramente si viniera en una maquina de mayor tamaño nos hubiéramos tardado menos, pero esta Yamaha hace su máximo esfuerzo y no rechista, por ahora llevamos un buen ritmo el clima se despeja, pero a la larga distancia se ve un nubarrón de aquellos, grises intensos de los que sabes que son tormentas, no importa estoy deseando que los pasemos al lado y no nos toque, ya enfilados hacia El Salto Durango donde cargaremos combustible, comenzamos a bajar el cañón de Río chico, que nuevamente me maravilla con su apariencia de escenario del viejo oeste, un cañón barranco de paredes, que se abre ante tus ojos con un río muy caudaloso al fondo es algo digno de admirar lentamente, la carretera nos lleva hasta el fondo del cañón y de nuevo nos sube a la superficie, e iniciamos con rectas de nuevo.

Recorriendo Durango
Cañón de Río Chico

Nos adentramos dentro de los bosques y vemos la cantidad de sitios de camping y áreas verdes, parques ecosturísticos que hay por la zona, sin duda la gente de Durango tiene mucha suerte de tenerlo todo tan cerca, uno que vive en el D.F. (sí, D.F.), estamos rodeados de ciudades y es difícil encontrar áreas verdes abiertas. Venimos en eso pero algo me comienza a preocupar un poco, las nubes negras se van acumulando delante de nosotros, y se ve que están dejando caer una tormenta de aquellas!, me preocupa porque me da flojera ponerme impermeable no la lluvia en si jaja. No quiero ponerme el impermeable, pero tras una ligera lluvia que nos rociá, pasamos de lado gran parte de esa tormenta, logramos librarla.

Continuamos con nuestro recorrido, vengo igualmente muy impresionado, Durango esta verde, muy verde! De verdad mucho muy verde, los bosques, los campos de cultivo, las pequeñas comunidades a lo largo del camino cual pequeños pueblos alpinos de Heidi, los humedales, pequeñas lagunas al lado de la carretera, lagunas de temporal, en fin, todo esto aderezado por lo fresco de la tormenta que acaba de pasar, si volteas a un lado la lluvia cae con furia y si fijas la mirada al frente un azul espectacular, solo me queda pensar wow!, yo tenia la idea de un Durango mas seco, debido a mi primera impresión de hace 4 años, eso fue en diciembre, cuando todo lo verde que estoy viendo esta seco, y sin ser temporada de lluvia, pero ahora, es como si fuera una ruta totalmente diferente.

Sin duda la ruta siempre nos guarda sorpresas, y aunque ya conozcamos las rutas, no nos cansamos de ellas, nunca terminas de ver todo lo que ofrecen. Finalmente llegamos al Salto, cargamos gasolina y aprovecho para un snack, hacer una llamada, e informar donde nos encontramos a la familia. Todo listo Romo se ve tranquilo, yo, un poco dudoso por la hora, y que no quiero que se nos haga de noche, pero todo bien, es verano, y esta anocheciendo hasta como las 8:30 pm. Así que iniciamos este tramo el cual me trae muchos recuerdos nuevamente, solo que ahora las distancias me parecen mas pequeñas, no lo siento complicado y las curvas inician, poco a poco se van entrelazando y llevamos un buen paso, un par de rebases y la carretera es para nosotros, las nubes van y vienen, tengo la esperanza que se despeje, pero el cielo no quiere ceder, vamos subiendo cada vez mas en la sierra de Durango, los arboles nos indican que estamos en un ecosistema totalmente de montaña, y junto con eso, la pared de piedra a la derecha se presenta, y al poco, las nubes bajan, se forma neblina, esporádicos rayos de sol todavía nos acompañan, y poco a poco voy viendo somo mis esperanzas de que se despeje se apagan, es una lastima, yo quería que mi amigo Romo conociera las vistas espectaculares de la Sierra, ciertamente a mi me marcaron hace 4 años, y ahora lo único que se alcanza a distinguir son los arboles mas cercanos y un gran gris delante de nosotros, pero al mal tiempo buena cara, la carretera muy bien ,las curvas muy divertidas vengo disfrutando esta ruta y al parecer Romo también, la carretera se pone divertida con las curvas cerradas, y seguimos adelante, al poco rato una capa de neblina mucho mas espesa nos envuelve y los letreros indicando un mirador nos dan la bienvenida a la famosa placa del espinazo del diablo, llegamos, solo para estar metidos en un mar de nubes y neblina, no se distingue absolutamente nada.

Durando en Durango
La placa
La neblina
El Romo
El Kennobi

Nos estacionamos y platicamos, la moto le indica a romo que trae una llanta ponchada, después de revisarla encontramos la fuga, pero no el causante, usamos un infla-llantas que traía cargando y esperamos lo mejor, la fuga se detiene, e inflamos un poco la llanta, al parecer aguanta.

Con truenos adelante avisándonos que la tormenta va a estar presente, decidimos continuar con mucho cuidado, la neblina delante de nosotros esta bastante densa, así que vamos con mucho cuidado, entre curvas en las que no se puede ver mas allá de 5 metros, vamos avanzando con parsimonia, me siento seguro, aun a pesar de que la visibilidad es muy muy limitada por tramos, no me intimida, pienso, no es la primera ni la ultima vez en climas así, y he pasado por muchas situaciones mas adversas rodando, así que aquí solo queda disfrutar, lo único que si me viene molestando es el asunto de los lentes, no traigo pinlock en el casco, y tengo que dejar una abertura para que no se empañen totalmente, pero eso deja entrar la humedad y me nubla mis lentes, un dolor de cabeza pues, ni modo, gajes de ser un cuatro ojos, voy limpiando constantemente la mica y hasta donde puedo mis lentes. La sierra ahora de bajada nos deja ver por breves momentos su majestuosidad, pero son ventanas de visibilidad muy esporádicas, la lluvia comienza y nosotros seguimos adelante, prácticamente no hemos cruzado con auto alguno, solo tuvimos que hacer un rebase de un tráiler, y fue con cooperación del mismo. Todo el camino vamos muy bien, sin aviso vemos el letrero que señala que estamos dejando el estado de Durango para ingresar en Sinaloa, igualmente una parada para unas pocas fotos intercambio de impresiones y a continuarle.

Un kennobi en Sinaloa
Romo waterproof

La ropa impermeable me ha mantenido bastante seco, una maravilla, del lado de Sinaloa continuamos el descenso de la sierra, las curvas entrelazadas nos mantienen atentos al camino, sabemos que no podemos descuidarnos y menos en estas condiciones un resbalón aquí podría ser algo muy grave, o incluso fatal. Lentamente vemos como ya hemos bajado una distancia considerable, los grandes macizos de piedra del espinazo se van alejando dando paso a montañas mas moderadas de altura y un cambio de vegetación imperceptible pero constante, definitivamente estamos ya en Sinaloa, las nubes comienzan a darnos un respiro, ahora ya no están a altura baja, están muy por encima y pequeños dejos de azul del cielo aparecen, nosotros ya con la confianza ganada rodando en la sierra le metemos galleta, seguro Romo podría meterle mas galleta que yo, pero como un excelente compañero de viaje y amigo, el sigue mis pasos, sigue a mi velocidad, grande Romo.

Vamos pasando por todas las comunidades de la carretera antigua, Santa lucia, La mesa, Copála, Piedra Blanca, Mesillas, hasta llegar a Villa Unión, aquí ya el cielo esta completamente despejado, y el atardecer esta cayendo con un dorado espectacular, que se ve reflejado en las nubes del cielo, el clima ya es otro, paramos un momento para decidir si tomamos un tramo de autopista o seguimos por la libre, claramente decidimos irnos por la libre, pero igual se aprovecha para mandar mensajes de que todo esta perfecto.

Se nos acaba el día

Continuamos sin mayor contratiempo hasta Mazatlán, la noche nos cae de lleno ya estando en la ciudad, cuestión solamente de poner el GPS para llevar a nuestro lugar de descanso, unos minutos mas tarde, estamos frente a los edificios donde sera nuestra morada por esta noche. Lo que sigue fue una tortura total, subir 3 (o 4 no recuerdo) pisos todo nuestro equipaje, con todo el cansancio a cuestas, y el calor de la costa con todo el equipo de moto encima todavía, ni modo, gajes de los ruteros. Un baño rápido y salimos a cenar, no encontramos mucho, ni modo, aprovechamos para conversar de la ruta, de los que nos ha parecido etc. Regresamos a dormir y ahora si, a descansar con aire acondicionado y fresco, mañana me preocupare por acomodar mi desastre que deje regado en todo mi cuarto, dos días de ruta recorriendo 1250 km con todo lo que ha sucedido comienza a hacer estragos, y bueno, un descanso no le cae mal a nadie.

Llegamos

Estimados camaradas. Por ahora aquí lo dejo pero ya ando trabajando sobre la segunda parte, les pido un poco de paciencia jaja, sin mas les dejo mis redes sociales por donde pueden echarme un grito o cualquier cosa.

CHEERS!! Nos vemos en el camino!

No olviden seguirme en mis otras redes:

Youtube:  ObiJuanKennobi

Instagram: @KennobiMoto

Twitter: @ObiJuan_Kennobi

Wikiloc: OJ Kennobi

Mi Blog: Galaxy Of Bits

Mis demás relatos en Motoruta: oj-kennobi

2 thoughts on “Durando en Durango Pt 1

  1. Panchitooooooo!!!!
    Que chido relato!!!!
    Me da mucho gusto que se hayan dado tiempo para su escapada y que nos compartas ese viaje.
    Que bárbaro, 35,000 km de tu FZ, espero llegar a ese kilometraje algún dia, a lo mejor en 10 años al ritmo que voy XD…
    Esta muy chula la nueva moto de Romo, felicidades!!!!
    Esa lugar en Sierra de Organos se ve muy bien, que tal estaba el frio?
    Les tocaron condiciones de clima muy retadoras, los felicito por aprovechar lo mejor de la situación, as fotos y videos están padrisimos, lástima que la vista de la sierra no fue la esperada, es un buen pretexto para regresar!!!
    Que mal pedo que Torres y Alastor no los pudieron acompañar, otro pretexto para volver a ir XD…

    Gracias por compartirnos tu relato.

    Espero con ansias la siguiente parte.

    Nos vemos en el camino… De Hiviz y Reflejantes!!!

  2. Mr. Kenno!!!
    Gracias por compartir…!!!

    Fue un placer para mi el poder realizar esta rodada contigo.
    Cada kilometro se disfrutó al 100 (bueno igual y los del macrolibramieto de Guadalajara no tanto jajajaja)…
    Cada decisión tomada, acampar en Sierra de Órganos, el despertar temprano para recorrer el parque con cierta calma antes de continuar, el campar un día si y uno no, el quedarnos en San Blas y no seguir hasta Sayulita, el que me hayas salvado de quedarme tirado en plena sierra tras la ponchadura y cederme tu sellador, etc. etc. todo lo hizo una excelente rodada.

    Definitivamente el mejor día fue el segundo, saliendo de Sierra de Órganos hasta llegar a Mazatlan, tuvimos de todo, paisajes chidos en el parque, después curveo intenso en el espinazo y además con neblina, cerrando con el atardecer en la carretera con esos colores tan padres…

    Tenemos pretexto para regresar, ahora en una época que nos garantice el poder disfrutar los paisajes y además las curvas de nuevo, y como comentamos ya alguna vez hacer Durango – Sinaloa y al otro día de regreso pap’s… Sinaloa – Durango.

    Ojalá tengamos oportunidad de hacer otra salida con la bandita antes de que se acabe el año…

    Saludos y nos vemos en el camino…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *