De Tijuana a Veracruz 2018. El sueño comenzó parte 2.

Hola amigos de Moto Ruta México, soy su amigo salvador Mayorga, desde la frontera más visitada del mundo. Tijuana baja california es un privilegio saludarlos y contar con su amable lectura y poder seguir relatándoles la bella aventura de cómo nos fue en la reunión de sitio Veracruz 2018. 

La mañana no llega aun, pero yo, ya estoy despierto tranquilamente. son las 3.30 de la mañana pero no sé si es la hora de Toluca o la hora de Tijuana, la verdad no me importa mucho, eh decidido no preocuparme por la hora como cuando se era niño, realmente la emoción del día que me espera es lo que no me deja dormir, espero paciente a que mi amigo de señales de vida, a la vez que trato de ver en mi celular la ruta a la cual me enfrentare, por fin escucho preparativos en cocina y mi amigo me hace la primera llamada, me dice que llevara a sus hijas a la escuela y regresara a hacer maletas y de ahí a desayunar algo y luego…. fuga a puebla. Que emoción conocer puebla, Me levanto de la cama y doy gracias a Dios por este día que espero sea de lo más hermoso a la vez que se lo dedico a mi papá José de Jesús Mayorga Gutiérrez el cual murió en el año 2013 y que siento, que parte de todo lo bueno de esta rodada es gracias a su bendición… También hay una persona a la cual le dedico está rodada y le pido en donde quiera que se encuentre me acompañe y cuide él fue una persona muy motivante y ejemplo a seguir con sus relatos y videos y su perdida me afecto mucho.

Aunque no lo conocí en persona, si seguía sus videos y me mandaba mensajes, el me hizo reflexionar mucho con su partida, sobre este hermoso pasatiempo que es rodar en motocicleta. El inolvidable profe Miguel Ángel Aguirre Pitol. Donde quiera que te encuentres un abrazo profe.

Mi amigo Alex ha llegado ya, y yo tengo hecha mi mochila, esta vez solo llevo algo de ropa, artículos de higiene, equipo fotográfico, mi bolsa de herramienta y a mi amigo Félix el gato, toda la maleta que el día anterior me dio preocupación en un principio al salir de CDMX se quedara en casa de Alex, así que ahora si viajare ligero. Estamos listos, hemos empacado todo, me siento cómodo pues los consejos de Alex me hacen sentir seguro de lo que debo llevar y lo que no necesitare, sacamos nuestras hermosas monturas de la cochera y revisamos detalles, nos empezamos a reportar de nuestra salida en redes sociales y en nuestro canal de whatsapp de nuestra rodada, yo le informo a Alex que necesito llegar a un cajero automático y de ahí en fuera yo lo sigo. Todo listo pues, prendo mi música con canciones bien seleccionadas para este día, motivadoras y que hacen que mi atención aumente, encendemos motores, hago una pequeña plegaria y gustoso doy gas al acelerador.

Aquí inicia todo
Aquí inicia todo

La mañana es fresca y recorremos las calles de Toluca, es bonita la ciudad, me gusta, me recuerda a mi Tepic. Encontramos un cajero y hago mi retiro, parte de mi estrategia es llevar poco efectivo y las tarjetas clavadas en un lugar diferente a la cartera. Alex me pregunta ¿Se te antoja desayunar algo? A lo que le contesto – claro, lo que sea, tacos, birria. –tú eres el chido aquí así que tú sabes vamos a unos taquitos de carnitas, de hecho vendían variedades de cosas pero yo opte por los tacos llenadores y sabrosos, pero arrepentida me di cuando vi un chamorro de cerdo en 70 pesos bárbaro, la verdad si podía con eso y más –la neta– pero no quise asustar a mi amigo, además la ruta seria larga y no quise sobrecargar la panza, también sabía que habría una gran diversidad de comida en el camino, espero volver un día a comer ese chamorro “hay Toluca no te acabes” la charla fue amena hablando de sus sueños de viaje a Disneyland con sus niñas y temas de trabajo, y vicisitudes de la ruta, degustados los tacos, ricos por cierto las salsas son muy importantes en un puesto de tacos, y estas eran buenas y variadas, la roja la verde los jalapeños y la mexicana pico de gallo, no recuerdo cuantos comí 6 o 5 pero quede satisfecho y listo para las temibles ( aun no lo sabía ) curvas de las lagunas de Zempoala.

Salimos de ahí y seguimos por calles y avenidas de Toluca hasta que reconocí la salida a la CDMX, paramos en una gasera (así  les decimos en Tijuana a las gasolineras) y yo llene tanque, por la emoción no recuerdo cuanto puse, según yo llevaría un registro detallado pero por la emoción del viaje se me olvidaba.

Mi Ténéré carga 16 litros y confió tener buena autonomía aún no sé cuánto da por litro, pero con su indicador de gasolina, que es nuevo para mí me siento tranquilo de no contar kilometraje como con mi ex Honda Rebel, todo listo, gasolina, aire en llantas y partimos a Metepec o a su desviación creo, vamos a reunirnos con otro amigo que se nos une y de ahí partir a Puebla, a lo lejos veo en una desviación a una hermosa moto chopper negra con gris se ve muy pequeña, la cual me recuerda a mi Italika 125 clásica  mi “CHINA”  su piloto el cual viste todo de negro asiendo juego con su moto y me recuerda mucho cuando yo empecé en esto, hace una seña, y efectivamente es el amigo que faltaba, paramos más adelante bajo la sombra de un puente y procedemos a presentarnos.

Un nuevo amigo
Un nuevo amigo

Cesar es su nombre y bueno después de intercambiar saludos y situaciones de cómo va la rodada procedemos a seguir nuestro camino, en esta pequeña autopista, pongo mi música y disfruto del viaje, a eso vine, esa es mi gran intención, mi moto me sigue sorprendiendo, ahora si me estoy midiendo con otras motos, aunque no esta pareja la cosa y trataremos de respetar el ritmo de cesar con su Vento 200cc es su primera ruta larga y bueno, yo no llevo prisa por llegar llevo todo el tiempo del mundo. El paisaje es bonito y a mi derecha el nevado de Toluca, precioso mi primer volcán nevado que veo.

Mi primer nevado
Mi primer nevado

Se había hablado de ir en la mañana, pero no hubo tiempo así que me conformo verlo desde lejos. Llegamos a la caseta y proseguimos hasta una desviación por Ixtapa de la sal y entramos a unos parajes bonitos para mí y muy pintorescos, el ver ovejas al lado de la carretera mucha artesanía y puestos de comida anunciando barbacoa, productos de barro, telas, ropa y un sinfín de productos me hace no saber para qué lado voltear además el olor a pino navideño me trae cierta nostalgia a la rodada.

De mi lado izquierdo puedo ver un bosque de pinos y los letreros indican la marquesa y la ruta de las lagunas de Zempoala la rodada a estado fenomenal a buen paso, rodando por lugares que yo siempre imagine conocer y pasar por ahí y me siento afortunado en verdad doy gracias a Dios, a mi papá, sin olvidar a el profe Pitol a los cuales he dedicado mi rodada del día de hoy, llegamos a una de tantas desviaciones y anuncia su entrada a las lagunas de Zempoala, empezamos a subir y el bosque de pinos nos da la bienvenida, la carretera se hace angosta con curvas serias y con cierta humedad me llama la atención la deforestación o tala furtiva a orilla de carretera.. el olor a pino es intenso y trato de aspirarlo lo más que puedo para llevármelo en mi memoria por siempre, más adelante paramos y me preguntan si quiero conocer las lagunas, al parecer solo yo no las conozco, a eso vine, a conocer lugares y acepto.

Platicamos acerca de lo solitario que es y que esto da oportunidad a que se lleven asaltos, así que solo tomaremos fotos y fuga a seguirle, mi Ténéré entra en el camino como si nada, una vez más confirmo que hice una buena elección de moto, suave de suspensión y alta que no le estorba nada, la BMW F750GS, entra con recelo y la Vento de Cesar si le sufre un poquito, lo sé porque con mi Honda Rebel me pasaba lo mismo pegaba en cualquier desnivel, llegamos a un pequeño camino adoquinado y a mi izquierda las lagunas o más bien la laguna, solo veo una. Las otras estarán por ahí, creo yo.

Zempoala
Zempoala
Feliz en Zempoala
Feliz en Zempoala

Hay algunas personas dispersas por ahí, pero nosotros solo llegamos a la entrada pues debemos seguir

Mi gato Félix posa para las fotos junto con la cachucha de mi padre con sus iniciales. Esto me hace sentir que mi papa está conmigo, que me acompaña y cuida, mi gato Félix es una parte de mi pasado, de mi niñez en forma simbólica, el representa mi yo de niño, el cual siento que se reprimió tantas veces, ese niño lleno de ilusiones, y sueños de rodar y conocer lugares en moto y ahora está conmigo, para hacer las paces conmigo mismo por no defender en su momento los sueños e ideales de los que yo creía.

En especial el ser un motociclista, el representa todas las veces que yo compartía el deseo de viajar en moto y a lo cual la gente y familia me decía que era “muuuuy peligroso, arriesgado, caro, y de personas no responsables” y que no debería pensar en ese pasatiempo, llegaba a pensar que era mejor estar en un bar borracho que estar sobre una moto disfrutando el paisaje el viento y la moto.

Crecí viendo la serie patrulla motorizada y el halcón de la calle y bueno me soñaba con mi moto viajando en ella por todos lados, conocer ciudades, paisajes, lugares, gente, ilusión que quedo en el olvido y abandono, ya de grande aun no me atrevía a defender dicho ideal o pasatiempo como se debía, es por eso que Félix está aquí para dar fe que tan solo queriendo se logran las cosas y nada es imposible  ¿verdad mi Félix?

Testigo fiel
Testigo fiel

Aparte Félix llego de una forma especial a mi casa, resulta que mis hijas tenían monitos de peluches como parte de la decoración de la casa un día mi hija observo que solo yo no tenía un monito de peluche así que un día antes de la noche de Halloween que es un día muy festejado en la frontera norte, por la mañana en un sobre ruedas (tianguis) en una caja, nuevecito, estaba Félix, recordé cuando lo veía en la tele lo travieso que era y recordé muchas cosas de mi niñez así que lo compre, llego a casa y se hospedo en la sala y era parte de la decoración propicia de haloween  de cada año y claro era mi monito de peluche, todos lo reconocieron como tal, así que si yo me iba, el también.

La sesión de fotos fluyo muy amena esto sirvió también para conocer más a Cesar e intercambiar impresiones del viaje, las expectativas de Veracruz y de la precaución de las curvas que seguían a continuación, en esta parte me sentía muy extasiado con mi viaje,

A llegado la hora de decir adiós a las lagunas y dentro de la plática Alex avisa que más adelante se vienen unas curvas buenas, pero también de cuidado.

Las curvas esperan
Las curvas esperan
Nos vemos en la próxima
Nos vemos en la próxima

Me di cuenta de lo que hablaba más adelante al retomar la carretera, la humedad en el asfalto era tal como lo había descrito, además hay algo que no he dicho, pero aún me cuesta trabajo tumbar en las curvas la moto, en mi Honda Rebel, con un movimiento de la cadera bastaba, pero con mi Ténéré me cuesta, es como ir en un caballo rígido y no le hallo la manera o no tengo aun la experiencia o no me atrevo a recostarla como se debe, el día anterior la sentí más estable tal vez por la carga de la maleta, pero hoy está más ligera y con menos balance.

Ya fue mucha foto
Ya fue mucha foto

Pues efectivamente la cosa estaba seria, a solo unos tres kms de las lagunas el asfalto estaba totalmente mojado Alex iba al frente, Cesar en medio y yo al final no sé porque la formación así, pero me era cómoda, de hecho, yo siempre venia atrás y Cesar y Alex intercambiaban lugares, yo no manejo muy rápido y no era mi intención empezar ese día, al salir de las lagunas ya había activado mi música y estaba haciendo su trabajo. mantenerme concentrado, con rolas como two steps from hell estaba ya en mi mente y mi adrenalina necesaria ya corría por mi cuerpo, Alex había predicho que habría escurrimiento de agua en carretera y no se equivocó, era como una lama negra, que cuando tome la primer curva mi llanta trasera patino un poco, esto me hace poner más atención a esta primer llamada, no quería caer, no debía caer.

Invoco a mi padre y a Dios que me den serenidad y calma, uno de mis retos es no tener ningún accidente provocado por negligencia o descuido, o peor aún por imprudencia, bajo mi velocidad, pero eso no era el problema, el asunto es que mi moto no la puedo tumbar está muy alta y si solo doblo el manillar siento que voy a caer de lado, no le he tomado la medida y creo que este es el lugar menos indicado dadas las circunstancias del camino, así que rayos,  se viene una segunda curva muy cerrada a mi derecha con piso mojado como con lama negra y se mira muy resbalosa y muy angosta… la trazo, enfoco con mi vista, velocidad buena, clavo mi vista en el trazo. y arremeto y  rayoooos no puedo tumbar a mi Ténéré, pierdo el trazo, freno… pero gran error patino con la llanta trasera, es el fin, que pasaaaaa no puedo tumbarla para girar y brinco al carril contrario y me salgo de la carretera, todo tan rápido, estoy en el acotamiento, pero en sentido contrario, ¿Qué hice, que hice? que hice rayos, no debo caer. Se cayó Zola una vez, recuerdo dijo Alex a manera de prevenirnos ¿caeré yo?  es muy probable por no decir que sera un hecho, la música me llena de más adrenalina a punto de coraje, han pasado dos o tres carros y solo me observan ahí en sentido contrario, meto primera veo a mi derecha, no viene carro y acelero, no debes caer Salvador y si caes lo más leve posible por favor –va que va— dijera el amigo Alastor.

La música, esa música que me pone en total alerta, los temas no son al azar, están pensados para esta ruta, respiro profundo pues viene otra curva a mi izquierda inclinada hacia adelante sin peralte con muro a la derecha, trazo con vista y arremeto, ¡Dios! otra vez mi moto no responde casi me estampo al muro, freno de adelante y atrás, casi en recta para no derrapar adelante y me vuelvo a salvar, no la estoy gozando deberás que no, el estrés ya toco puerta y no es por las curvas, es por la moto que no me obedece ¿qué te pasa, cuál es tu secreto? Dios, no voy a salir con bien de aquí, tomo una recta que baja mi tensión, pasan unos vehículos a baja velocidad si, ese es el plan, baja velocidad hasta que pase esto—una curva más, venga, a mi derecha cerrada, mojada, lama negra, paredón a mi derecha y barranco a mi izquierda, hay un letrero grande del lado contrario seguro avisa lo peor a los carros en sentido contrario, pasa un camión a vuelta de rueda casi, trazo mi curva, no ¿para qué?  la Vikky ni me obedece seguro también invadiré carril en esta y se ve que vienen más carros atrás del camión, por un momento fugaz me veo encima de un cofre de un auto, no, no, no, cosas negativas no padre, tranquilo, trankis dijeran en el barrio, bajo mi velocidad a casi 10 km por hora. ridículo pero necesario y me dispongo a arremeter la curva, pero no puedo creer lo que veo, en medio del carril casi pisando raya esta Cesar tirado en el suelo y su moto igual, freno derrapando y atravieso mi moto en la carretera a manera de bloquear el paso, lo bueno de venir a muy baja velocidad, mi moto azul y mi chamarra y casco verde deben servir para que nos vean pues cesar y su moto están de negro como el asfalto. ¡Dios! ¿estás bien? le pregunto a Cesar, el inmediatamente me responde con un ¡sí! Muy tembloroso, le hago otra pregunta ¿puedes mover tus manos y dedos? él responde “creo si, si” vuelvo a preguntar ¿estás bien, te duele algo? El responde con un ¡no!  ¿Pero y mi moto?  Yo más preocupado del pregunto de nuevo ¿tú estás bien? Responde ¡sí, mi cámara se quebró de la base!  Sigo preguntando ¿tú estas bien no te duele nada, puedes mover tus dedos, tus pies? Cesar responde, si, es que un camión invadió carril me asuste, frene y caí, termino diciéndole que eso es lo de menos, en eso veo de reojo que Alex llega, levanto la moto y trato de ponerla a un lado de la curva, todo es tan rápido, Cesar esta pálido de por si es güerito, pero ahora esta blanco como la cera, pocas veces he visto eso en las personas.

Regreso por mi moto y la pongo a resguardo también, Alex le pregunta si desea continuar y Cesar responde ¡si la moto prende sí! la revisamos y solo esta raspada de su defensa del motor y ahogada, el olor a gasolina inunda el ambiente la moto prende bien y no perdió ninguna pieza ni se dobló nada, creo.

Esa Vento salió buena y su defensa también, es típico o clásico que después de un percance ya sea grande o pequeño siempre salga la duda de que hice mal, que paso, que pude hacer mejor, en que falle, pero esto solo el tiempo te hace sanarlo. Cesar sigue en shock, yo igual, aunque trato de decirle que las tres últimas curvas no la pase nada bien y que de hecho invadí carril contrario pero poco o nada sirve esto de consuelo, no se compara a una caída, “no es lo mismo mi chava” no lo es Cesar decide al encender su moto a seguir con el viaje, yo solo me pongo a pensar en el largo camino que me espera hasta Tijuana, apenas es el día dos, y para mi serán más días y algunos de esos rodare solo.

Habrá sido una buena idea hacer este viaje, o me faltara más experiencia o en otras circunstancias tal vez, ¿tú que hubieras hecho? quien lo sabe, esos son los miedos que yo mismo me imponía y que estaba aquí para romperlos y decir “nadie lo sabe, solo Dios, no tú, ni el vecino, ni tu esposa ni tus hijas solo Dios, así que ya estás aquí, ahora atórale como los hombres y si no, no te estés llorando después de tu amargura y del que pudo haber sido y no quise o no pude, exacto Salvador, tú eres el único que decides, solo tú asi que toma esa moto y llévala a Tijuana entera y contigo arriba que para eso soñaste y lo deseaste con rabia ya más tranquilos seguimos el viaje igual Alex al frente, Cesar en medio más por petición que por convicción y yo al final.

Más y más curvas, pero a un ritmo de respeto además ya no esta tan mojado el asfalto, todo transcurre tranquilo si bien es cierto sigo disfrutando el paisaje, la carretera me sigue demandando respeto por lo estrecha y por sus curvas tan cerradas y piso mojado.

Después de unos kilómetros se da fin a estas curvas dando paso a un pueblito muy pintoresco digno para mí de esos pueblos con magia su nombre es Huitzilac, al empezar a bajar me percato de la enorme altura de las lagunas con respecto a Cuernavaca y comprendo entonces el porqué de la diferencia de clima, seguimos bajando y la calma total regresa estas curvas son decentes y agradables, vamos descendiendo y el clima se vuelve tibio, disfruto la vista del valle en el estado de Morelos y los puestos al lado de carretera, todo fluye tranquilo, esa tranquilidad que es tan buena, para ser cierta la pendiente sigue y sigue y sigue hasta que mi freno trasero me vuelve a la realidad, no responden los frenos traseros, solo adelante ¿y ahora que hice? empiezo a accionar mi claxon y hacer señales a mis compañeros, afortunadamente llegamos a un entronque con la autopista México Cuernavaca la que viene de Tres Marías, donde hay un oxxo y paramos. Les informo que no traigo freno trasero y pensé que los había dañado o sobre cargué, no lo sé, talvez los venia accionando sin darme cuenta en todo momento, eso tal vez paso, el accidente de Cesar me ha preocupado, pensando que también pude ser yo quien visitara el suelo, el disco y pinza estan extremadamente calientes, así que decidimos descansar para que se enfríen un poco e hidratarnos y sacar mejor la tensión ahora si de forma más amena y comentar la caída de Cesar, reportarnos y recargar saldo al celular, después de unos 15 minutos mis frenos empiezan a cobrar vida es solo un susto más, debemos partir, Puebla aún queda lejos, tomamos la autopista y todo es maravilloso para mí, he cambiado de carpeta de música ahora el turno es a bandas como. AC/DC, RAMMTEIN, PINK FLOYD y mi favoritas TWO STEPS FROM HELL, ERA Y ENIGMA.

Hemos tomado más velocidad, yo voy cantando, a la vez que empiezo a ver un peñón conocido para mí que vi en una película, es Tepoztlán Morelos ¡WOW! no esperaba pasar por ahí, mas bien. no pensaba verlo tan majestuoso.

Por fin una foto
Por fin una foto
Chicharo!
Chicharo!

Seguimos bajando de altitud, la autopista esta buena sin llegar a ser excelente, en eso un motociclista me rebasa en su BMW R 1200GS bien equipada con top case y maletas, muy bonita, me pasa a mí y luego a cesar y también a Alex, de una manera no muy Cortez, no sé porque, pero tengo la sensación que estos tipos se creen superiores, no dignos de regalar un saludo, que no tenemos el mismo ímpetu, las ganas, las agallas y el valor de rodar en máquinas de dos ruedas y que el asfalto no es el mismo a la hora de caer y que el orgullo duele igual, Alex sintió yo creo lo mismo porque se lanzó in so facto a defender la afrenta con su poderosa BMW F750GS dicha acción saca un grito de júbilo y emoción de mí, que hasta Cesar se percató de ello. la batalla no la atestigüe y no sé claramente en que acabo eso solo Alex lo sabe lo que si se es que ese motociclista supo que no veníamos solos y que traíamos respaldo, ya tranquila la cosa antes de llegar a una caseta Alex tomaba fotos y nos pudo regalar estas tomas de las cuales yo tenía muchas ganas de tener pues yo acá por Tijuana ruedo solo y no hay quien las tome mi favorita, dijeran ustedes por allá ¡rifado eh!

Y aquí venimos los dos pasando por Tepoztlán Morelos, el calorcito esta sabroso sin llegar a fastidiar paramos en la caseta y decidimos llegar a comer a Yecapixtla una rica cecina, yo en mi vida la había probado así que estoy abierto a esa vorágine gastronómica de la que se me habla, mi Ténéré todavía no muestra hambre seguimos la pista y pasamos por Oaxtepec y seguimos hasta parar en una gasera pues la Vento y BMW ya les urgía creo, a mí también pero de otra descarga, así que después de cargar gasolina, tomamos retorno para tomar la entrada a Yecapixtla Morelos es una carretera tranquila, mi música ha cambiado a algo más guapachoso no sé qué hora es y aunque mi moto trae reloj en el tablero no me preocupa tanto la hora solo sé que traigo hambre “que novedad verdad” entramos a Yecapixtla y una canción me invita a cantar victoria lo logrado hasta aquí, de mi banda el mexicano la cual canto a todo pulmón de felicidad, la gente del pueblo nos ve llegar como cosa rara y yo pienso que están admirando mi moto pero Cesar después me regresa a la realidad al confesarme que era por mis gritos al cantar y no por mi moto, “chaleee” total, que llegamos al restaurant y pedimos una cerveza helada para empezar, una negra modelo es la indicada, tengo tiempo que no pruebo una y ordenamos el platillo fuerte, uhlala señores que delicia.

Para la sed
Para la sed

Que tenemos aquí miren nomas, cecina asada, chorizo, frijoles, un queso fresco, nopales asados, cebollitas asadas, aguacate fresco, rábanos, limones, crema y dos salsas picosas, tortillas recién hechas y agua de horchata, chale nomas de escribir estas líneas se me hizo agua la boca, la crema señores no, no, no riquísima, la plática fluye sobre la caída, pero bueno tratamos de dejarla por la paz a resumidas cuentas Cesar confiesa que fue por querer juntar un billete de 500 pesos de los nuevos de Benito Juárez que estaba tirado ahí solito, mmmm extraño caso, al pedir la cuenta Cesar se ofrece a invitar la comida y saca su flamante billete de…. 20 pesos de la bolsa del pantalón, lo cual no quedo de otra que cooperar para la comida entre los tres, y bueno el chiste se cuenta solo, cabe destacar que una vez más mi amigo Alex da fe de mi apetito voraz y antes de acometer una desgracia soy yo el que le dio mate a esa charola de cecina.
Repuestos e hidratados como Dios manda nos disponemos a salir de Yecapixtla, tomamos una carretera rural, con una bella vista de mi segundo volcán nevado que veo el día de hoy. el Popocatépetl


Y también mi tercer volcán o montana nevada, el Iztaccíhuatl o mujer dormida que dicho sea de paso que hermoso esta parece una hermosa mujer tapada con una túnica blanca, yo maravillado por tantos regalos el día de hoy.

Y bueno no es lo mismo verlo en televisión que tenerlo ahí tan cerca, tenemos nuestra sesión de fotos rápida pues la tarde cae ya y vamos a la mitad creo yo de llegar a Puebla, tomo una foto con una avispa que resulto motera pues a pesar de tener alas ella prefiere viajar unos kms en mi Ténéré hasta que decide seguir su rumbo, adiós compañera. Todo era calmo por aquí, fotos aquí y allá cuando de pronto sin mas.


Siiiiii— kaaaabooomm—a la mandarina—huyamos- que poder, no somos nada. hasta aquí llegue, una hermosa fumarola que me deja extasiado, yo lo tomo como un regalo más a mi recorrido y que se lució don Goyo al saber de mi visita. Y es que les digo que entre la música y el recuerdo de mi padre y el profe Pitol es como que si ellos fueran mis guías en este recorrido y me mostraran todo lo bueno y hermoso de la naturaleza y el esplendor de estos lugares.

Después de ver el magnífico espectáculo seguimos por una carretera local, muy coquetona, el sol se ponía, era tiempo ahora si de pegarle en serio a Puebla, los campos a la orilla de la carretera estaban sembrados con sorgo y maíz y el espectáculo del sol con el viento para mis ojos fue de mucha paz los tonos secos de otoño y la música que en ese momento tocaba pues era música de two steps from hell, me quebraron, comencé a llorar de alegría, de sentirme vivo, en paz, realizado en mis sueños de rodar tan lejos y conocer lugares lejanos, demostrar que si podía hacerlo y lo mejor de todo hacerlo con amigos, estar tan lejos de mi casa en mi moto viajando y conociendo lugares, eso era un sueño que ya se había cumplido el día de hoy y todo gracias a vencer el miedo a hacer las cosas por mi propia iniciativa, con valor, coraje, con planeación de todo y sobre todo pedir ayuda cuando lo necesitas, di gracias a Dios agradeciendo en ese momento por darme esas vistas maravillosas, recordé a mi papá, que le gustaba tanto viajar, recordé el día de la noticia del accidente del profe Pitol , un día antes de salir yo solo con mi Honda Rebel a una rodada y que me puso a pensar en desistir en salir al día siguiente.

Pero que mejor homenaje a una persona que con sus consejos e historias parecidas en similitudes a las mías me había alentado a defender ese gusto por las motos de viaje que salir a rodar y dedicarle con todo mi cariño mi rodada en donde fuera que estuviera el profe Pitol y él porque estaba yo aquí, en esta tierra tan lejana de Tijuana venciendo esos miedos de rodar lejos, muy lejos hasta desfallecer de cansancio, que venía a probar yo ¿a quién, que venía a vencer, que buscaba de mi yo ahora? en que me quería convertir vivía solo con un amigo en Tijuana y ahora tenía la oportunidad de enderezar cosas de mi vida, podía resetear mi mente con cosas más positivas y aspirar a mas logros personales que me llenaran de vida, de sentirme vivo, de vivir para que valiera la pena, tal vez mis amigos de rodada me oyeron ese día tal vez oyeron mis plegarias, mi llanto, mis gracias, mis gritos de guerra, tal vez si, o tal vez no, no lo sé lo que sí sé es que si al escribir estas líneas volví a llorar y es que calaron muy hondo en mi ese día, ese paraje nunca lo olvidare ni esas canciones que me dieron vigor a hacerlo y que me dicen cada día valgate mandarina en gajos, tu hazlo.. después de regresar a los menesteres propios de la rodada y de conectar nuevamente a la autopista, tomamos rumbo a puebla ya con toda esa energía que parece que en vez de agotarse se multiplica como un reactor nuclear, es eso o la cecina tenía algo no sé el caso es que la rodada sigue por la pista siglo XXI.

Mi moto es muy cómoda a diferencia de mi antigua Honda Rebel, esto me hace llevarla a un poco de excesos, en esta autopista la levantamos a 143 km/h claro que en bajadita pegado yo al tanque con un clima ya fresco de la tarde y con un cerro partido en medio es decir por un ducto natural, sin aire en contra ni a los lados, o tal vez de cola, el lugar no sé dónde era, es decir que km de la carretera o llegando a que pueblo era, pero fue fenomenal recuerdo que el popo, se veía a mi lado izquierdo muy muy cerca casi tocaba su cima con mi mano izquierda, el sol se pone ya y no perdemos oportunidad de tomar unas fotos de recuerdo.


El sol nos regala sus últimos rayos y Puebla está cerca hay un frescor en el ambiente muy rico, muy campirano diría yo atardecer cerca de Puebla me voy adiós espero hayas disfrutado tu día mi pequeña vikky la viajera el Popocatépetl tan lejos y tan cerca a mujer dormida hermosa de verdad la noche llega cual frio, no tengo frio yo feliz y ¿tú cuándo? decídete ya… el tiempo se va amigo.

Proseguimos en este viaje y la tarde cayó y el sol nos abandona, disfruto del tráfico es decir viendo el transporte en sentido contrario, autobuses, tráilers, carros, camiones hasta que llegamos a Puebla, esas torres altas que se miran muy moderna y cosmopolita no pensé verla así, esperaba una ciudad más colonial, tan entretenido iba yo, viendo la arquitectura que no le tome atención a los carros detenidos pensé que era la fila de la caseta y empecé a filtrar entre los carros y a rebasar por acotamiento, yo venía en todo momento atrás de Cesar y Alex al frente de guía, cuando vemos patrullas de policía y unas grúas y pienso, changos bananeros, un accidente que mal, ubico a los oficiales con mi vista y cual va siendo mi sorpresa que como si se tratara de peligrosos delincuentes nos hacen señas “de oríllese” a la orilla como desesperados entre los carros ahí me percato que iban sobre las motos solamente y después de ver de reojo a las grúas con motos arriba me dije –hasta aquí llegamos, se acerca el oficial el cual educadamente nos informa el porqué del atraso a nuestro camino y el porqué de nuestro freno al libre tránsito.

Todo esto era a raíz de la delincuencia que estaba azotando a tierras poblanas y de gente malandrina que venía de fuera “en moto o motos” (mariguanos pues) a hacer cosas malas y que era por el propio bien de los poblanos así que pedía documentos en mano licencia vigente de motociclista y tarjeta de circulación vigente “huuuy ya camine me dije” un güerote altote con cara de sicario con licencia de baja california y con moto con placas y tarjeta de circulación de CDMX, que andaba haciendo en Puebla, noo dije ya baile, se me acerca y checa mis documentos “todo bien señor usted se puede ir” aaahh neta órale chido bro claro le intimidaron mis banderas que porto en mi chamarra de seguro o será que mis documentos estaban en regla, usted también el de la moto amarilla, puede irse..

Pero es mi amigo Cesar el que tiene problemas a él le recogerán la moto pues supuestamente no trae licencia de motociclista, él dice que su licencia abarca las dos modalidades pero el oficial alega que no, y por lo cual pasaran a remitir la moto, Cesar trae licencia de CDMX creo y algunas amparan las dos modalidades, el caso es que el oficial no la acepta y se pone en práctica el plan b aja que dijeron, pues no, hicieron unas llamadas y la cosa se aclaró dando solo un apercibimiento de parte del oficial y pudimos continuar con nuestro camino, a Puebla ya solo eran unos pares de kms mas cuando paramos en una plaza bien “nice” a esperar a nuestros compañeros de Puebla a Rodolfo Zola y a Omar Coutino, Rodolfo llego casi de inmediato, después del saludo y presentación se necesitaba el lugar para dormir y descansar y lo más, más pero más importante era ver en donde cenar, claro, estar en Puebla y no cenar sería un pecado –o no- así que nos dirigimos a un hotel y pasamos a hospedarnos.


Muy bonito lugar muy cómodo y tranquilo, ya instalados llego Omar Coutiño y después de los saludos oficiales nos disponemos a salir a cenar ahora si al centro de Puebla, yo en este punto me había percatado que mi moto no daba luz principal y esto gracias a un protector del faro que si bien es cierto se ve realmente feroz, no ayuda en nada a la luz, al contrario la apaga totalmente es por ello que Rodolfo simplemente me dice –quítaselo– y con su navajita retiramos dicha mascara, al instante la luz volvió, yo no sé el otro dueño como le hacía o simplemente no rodaba de noche, Omar se encargó de ajustar la luz pues estaba muy alta también y con un desarmador se ajustó.

La diferencia fue total, listos ahora sí, nos vamos a unos tacos por san Andrés Cholula, así decían las patrullas que pasaban, ni sé, el caso es que estaban buenos, –que no me gusta a mi verdad— ya Alex y Cesar sabían de antemano mi filosidad para la comida y empezamos con el festín, dos tacos culichis, dos de asada, dos de no sé qué, dos cemitas un agua de maracuyá y un agua de Jamaica, otro taco culichi, una gringa y un vampiro y una mulita hasta que oigo un grito desgarrador de —YA PARALEEE — chale yo que culpa tengo que sus mamas no los ensenaran a comer bien, como Dios manda y nutran sus cuerpos, luego dicen que se marean en la moto, eso es pura debilidad, en fin que aquí hasta un paisa de Tijuana encontré, un chavito de la buenos aires norte que yo dije que anda haciendo acá este amigo, no quiso decir. sepa Dios qué onda, si hay algo en Tijuana es que no te metes con tu vecino ni por los buenos días, ya no sé sabe, de ahí partimos a plaza angelopolis a la rueda gigante a una sesión de fotos y a conocer la plaza, recuerden que yo venía en plan explorador y cualquier lugar era bueno y no debemos hacerles el feo.


La plaza estaba bonita con niños jugando en bici y fuentes danzantes y unos arbolitos de luz led que a mí en lo particular me gustan mucho, en Tijuana hay unos moraditos y azules y su luz es muy relajantes, la plática ronda alrededor de la salida de mañana, lugar de reunión, la hora tentativa de salir, cosas por llevar, la ruta a seguir y a mí solo me resta sacar más efectivo pues andaremos en una zona escasa de tecnología así que debemos ir preparados.

Como dije el cansancio no llega, todo es fabuloso y de momento no creo tanta felicidad de lo que estoy viviendo y lo que falta, hoy salí de Toluca pasando por las lagunas de Zempoala rozando Cuernavaca, Tepoztlán, Yecapixtla, Cuautla y Puebla, pude ver tres volcanes nevados y rompí mi record personal de distancia recorrida en un solo día ¿qué más puedo pedir? mañana que se dará oficialmente la salida a Veracruz y empieza la rodada de sitio será más emocionante el día, pues habrá un buen contingente de compañeros y la cosa se pondrá intensa.

A llegado la hora de ir a dormir y descansar. mañana empezaremos un nuevo día, lleno de nuevos amigos y nuevas rutas y paisajes por recorrer, Veracruz nos espera, una tierra de mi México diferente, que estará lleno de aventura y de riesgos que tendremos que sortear, las curvas de maltrata, el frio de la caseta la esperanza el calor y rectas hasta paso del toro y el asfalto con baches hasta arbolillo la entrada a la región de los Tuxtlas llegar a la cascada de Eyipantla y llegar a Catemaco con un grupo de amigos será algo digno de hacer y de recordar. Ya en esta parte me siento tan lejos de Tijuana, y sí que lo estoy.

A pesar de tantas aventuras no puedo dormir por la emoción de mañana esta sensación no la tenía desde que era joven o tal vez desde niño. Sé que debo descansar, y trato en verdad de hacerlo mañana saldremos muy de mañana y tal vez me pueda quedar dormido o vaya muy cansado y no sería bueno, ya quiero desayunar en arbolillo con todo el grupo, pero eso lo contare en la siguiente entrega.

Gracias. si has llegado hasta aquí nos vemos en el camino hasta la próxima.


Aqui está la primera parte de este relato.

6 thoughts on “De Tijuana a Veracruz 2018. El sueño comenzó parte 2.

  1. Bueno , ya, estimado Chava, primero agradecer por ceder ante la insistencia de este lector continuar aquel relato de hace ya tiempo, y que relato!!
    Esta segunda parte igual o mejor, en un tramo que en el mapa no se ve muy grande, pueden ocurrir tantas cosas y que mejor que conocerla de primera mano.

    La forma en que describes las emociones sentidas son lo que hacen una maravilla el relato, me hacen sentir los mismos nervios que sentías las impresiones, los miedos, en fin, chulada de relato.

    Y por lo que veo eres de los míos en cuanto a música jaja sabes que me recuerda este par de relatos, cuando Metallica grabo el disco negro, ellos habían crecido en cierta dirección, donde ya no pudieron crecer y al escribir las letras para su disco homónimo, James el vocalista se dirigió a sus sentimientos, en una entrevista dijo “no puedes equivocarte cuando escribes de tu sentir” y creo que es lo mismo, podemos hacer reseñas, podemos contar tal o cual, pero el describir emocionalmente una rodada jamas puede salir mal, y es lo que me ha encantado de tu forma de escribir.

    Y claro que hay mucho con lo que me identifico, el hecho de recordar al Profe Pitol que de una u otra forma a muchos nos afecto su partida tan abrupta, el sentirse solo y lejos de nuestras tierras y zonas de confort, pero al final todo es crecimiento.

    Y bueno también todo esto y todavía no empieza la rodada! jajajaja espero la siguiente parte con ansias

  2. Orales mi chava, muy entretenido tu relato. Yo creo que Lara no se adelantó a madrearse al de la bm, se adelantó a tomarles unas fotos bien mamalonas. Que bueno que lo del chicharo sólo quedó en susto 👍😬

  3. Entretenido, revelador y sincero, ¡qué relato!. Bien por ti, ahora entiendo un poco más algunas cosas.

  4. Partner, mejor no podría ser, lo platicamos y son las mismas palabras incluso en el mismo orden, no cabe duda que este relato sale del corazón acompañado por la memoria y de herramientas tus sentidos. Gracias amigo por estar ahí.

  5. Mi estimado Chava!!!!
    Qué bárbaro! Que buen relato!!!
    Me transmitiste tus emociones, las dudas, el miedo, la felicidad, la euforia, el gozo, el gusto, el coraje; tu gozo por la comida, por la música y por disfrutar la vida.
    Tu crónica me hace recordar algunas cosas que ya doy por sentado y volver a valorarlas.
    Entiendo mejor varias cosas que platicamos durante esos días.
    Tú y Vicky fueron una inspiración para mi después de ese viaje.
    Gracias por compartirnos tu experiencia, pero sobre todo MUCHAS GRACIAS por haberte animado a rodar con nosotros!!!!

    Nos vemos en el camino… De Hiviz y Reflejantes!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *